¿Para qué sirve la referencia catastral?

La referencia catastral es lo que permite a las entidades y a los ciudadanos, la correcta localización de los bienes inmuebles de acuerdo con la cartografía catastral. En ese orden de ideas, es fundamental no sólo para la planeación en términos urbanos, sino para trámites que involucran a los ciudadanos como tal.

Para que sea un poco más claro, el catastro referencia catastral se emplea con el ánimo de saber con total exactitud sobre cuál bien inmueble se está hablando al momento de realizar un negocio jurídico como lo puede ser una compra, venta, herencia, donación, entre otros, para así no confundir un bien con otros.

La utilidad de la referencia catastral

Con la claridad anterior, se comprende entonces que es a través de la referencia catastral que se puede brindar una seguridad jurídica a un nivel más alto respecto a otro tipo de procedimientos, lo que significa que las personas van a poder realizar contratos relativos a los bienes inmuebles, sin ningún tipo de inconveniente o de miedo.

Es raíz de lo anterior, que siempre se suele solicitar la referencia catastral al momento de ejecutar un negocio, transacción o cualquier tipo de movimiento en donde se encuentran involucrados los bienes inmuebles, ya que se trata de una herramienta eficaz en lo que se refiere a la lucha contra el fraude en el sector inmobiliario y que por las características mismas de este mercado, precisa de todos los elementos para que no se den robos.

Por otro lado y para seguir profundizando sobre los usos de la referencia catastral, en el momento en que los interesados se dispongan a aportar la referencia catastral de un inmueble en particular, van a estar totalmente liberados de la obligación de cumplir con una declaración ante el catastro como consecuencia de la consolidación o la adquisición de la totalidad de esa propiedad o bien en sí mismo.

La formalización de las escrituras

Por supuesto para que lo anterior sea considerado como válido, es absolutamente necesario que la escritura pública sea formalizada por las partes que estén involucradas en el negocio o en la transacción, aunque también existe la posibilidad de solicitar la inscripción en el registro de la propiedad durante un plazo que comprende dos meses desde el momento mismo en que se aplica la fecha de transmisión. La anterior información es clave, para que no se presenten inconvenientes en materia legal en relación con el bien inmueble.

Para terminar, hay que resaltar que la consignación de la referencia catastral en el registro de la propiedad, permite y facilita la identificación física del inmueble en relación con terceros, para que se mejore así la agilidad y la seguridad de las transacciones inmobiliarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *