Causas más comunes del flemón dental

Para las personas que presentan un flemón dental en la boca no hay duda alguna que esta es una condición que resulta ser bastante molesta. Los flemones, también conocidos como abscesos dentales, son un tipo de afección vocal bastante común.

En una buena parte de los casos el origen de esta molestia se da como consecuencia de las bacterias orales, las cuales no se eliminaron correctamente con anterioridad. En ese sentido, la prevención es una de las claves para evitar esta clase de situaciones tan complejas.

¿Por qué aparecen los flemones?

Tal y como se menciona en los párrafos anteriores, una infección bacteriana en la cavidad bucodental se puede convertir en un problema serio para la salud. Por ende, si se presenta un síntoma o signo de un absceso dental, siempre es conveniente acudir inmediatamente al odontólogo.

Recuerde a su vez que la prevención de la formación del flemón es siempre la mejor alternativa para que no se ven enfermedades dentales. Usted debe tener en cuenta que las infecciones orales son bastante peligrosas si no son tratadas con celeridad y de forma correcta.

Causas principales del absceso dental o flemón

En realidad, son muchas las explicaciones que se pueden plantear ante la formación de un flemón en la cavidad oral. Las más comunes son las siguientes:

  • Caries dentales – La presencia de caries en los dientes se da como una consecuencia de la placa bacteriana que se convierte en sarro. Si no se da el tratamiento pertinente termina por evolucionar y afectar los tejidos más internos en el diente. En los casos que la infección alcanza la pulpa es bastante común que aparezca un absceso dental. Se debe entonces extremar la higiene bucodental y remitirse a la consulta de un dentista con cierta periodicidad, porque es una medida importante para evitar afecciones orales.

  • Enfermedad periodontal – Las enfermedades periodontales como por ejemplo la periodontitis y gingivitis, son a su vez las causantes de la formación de flemones en tejidos blandos de la boca. En este caso las bacterias van penetrando las encías, lo que permite que la infección pueda atacar al soporte de los dientes. En los casos que la enfermedad periodontal evolucione sin un tratamiento adecuado, se pueden llegar a perder los dientes como consecuencia de un debilitamiento de los soportes dentales.

  • Traumatismos orales – En realidad, con un golpe simple en la boca se pueden presentar fisuras o una rotura los dientes. Por ende, a través de las grietas mencionadas, las bacterias bucodentales tienen la posibilidad de llegar a zonas internas en las piezas dentales. Por lo anterior, la infección oral consigue expandirse por toda el área y el resultado final es que se crea un flemón.